anadas-titulo

Tabla de añadas de la Denominación de Origen RIBERA DEL DUERO

Evolución general 2004 en la D.O. Ribera del Duero

El ciclo se ha caracterizado en líneas generales por una brotación algo tardía acompañada de frío y escaso desarrollo inicial de las plantas para pasar posteriormente a un rápido y formidable desarrollo de las mismas que finalmente ha desembocado en una maduración lenta y equilibrada debido a las buenas condiciones climatológicas registrada durante el mes de septiembre.

Podremos por tanto, hablar de un año del que cabe destacar especialmente la escasez de enfermedades y la gran calidad de la uva recogida.

Horizonte

CLIMATOLOGÍA

Las temperaturas como las precipitaciones se ajustaron a la media de un año normal para la zona, con la salvedad de destacar la ausencia de temperaturas mínimas extremas de consideración, especialmente durante el mes de enero.

El final del invierno se prolongó durante los meses de marzo y abril con temperaturas que se situaron en valores anormalmente bajos para esa época del año. Además, el mes de marzo se caracterizó por presentar una alta pluviometría respecto a la habitual en un año normal, llegándose a registrar hasta 80 l/m2.

Durante la primera quincena del mes de mayo continuaron las bajas temperaturas, alcanzándose datos de -4,3ºC la noche del 7 al 8 de mayo en algunas zonas puntuales y una media de -2ºC en la Denominación. Finalmente, la climatología se normalizó en la siguiente quincena produciéndose por fin una subida progresiva de las temperaturas.

Durante el mes de junio las temperaturas se mantuvieron altas, aunque es importante resaltar los fuertes vientos registrados acompañados por tormentas esporádicas. Julio fue seco y caluroso, siendo algo más bajas de lo habitual las temperaturas durante el mes de agosto y registrándose precipitaciones puntuales hacia mediados de mes.

Durante el mes de septiembre predominó el tiempo seco y soleado con la excepción de los días 5 y 9 en los que se produjeron varias tormentas de consideración acompañadas de pedrisco en diferentes términos municipales. El tiempo seco se mantuvo hasta mediados de octubre, momento en que la aparición de las lluvias hizo que se prolongara la vendimia, aunque la mayor parte de la uva se encontraba ya en las bodegas.

VENDIMIA

La cantidad de uva recogida fue de 75.437.611 kgs. Ha sido muy cercana a la de de la campaña precedente, situándose la media absoluta de la zona en 3.881 kgs/ha.

En cuanto a las características generales de la uva durante este año, y por comparación con la media histórica, puede afirmarse que la maduración azucarada ha sido excepcional. En esta ocasión ha venido acompañada de una acidez realmente equilibrada, lográndose igualmente altos valores en los parámetros fenólicos. Todo ello hace prever que la cosecha tendrá una excepcional calidad para todos los tipos de vinos, y especialmente en el caso de los de guarda.

CALIFICACION DE COSECHA: EXCELENTE

CICLO VEGETATIVO

Las bajas temperaturas registradas durante la primavera retrasaron de forma muy significativa el comienzo de la brotación.

El desarrollo de la planta durante el verano se demostró vigoroso con un intenso color verde y buen desarrollo de ramos, no mostrándose, salvo casos excepcionales, síntomas de sequía.

El proceso de maduración, debido a la benigna climatología del mes de septiembre, se realizó de forma óptima y en fechas habituales, pese a llegar a fechas cercanas al envero con un ligero retraso.

Evolución general 2005 en la D.O. Ribera del Duero

 

Ha sido un año anómalo en lo que a precipitaciones se refiere, dado que han sido muy inferiores a los parámetros habituales. Sin embargo, debe destacarse su estado sanitario excepcional, lográndose una muy buena maduración.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

Continuas nieblas durante noviembre, diciembre y enero.

Escasez de pluviometría en estos meses del año, registrándose únicamente ¼ parte de la precipitación de un año tipo concentrándose en noviembre.

Temperaturas muy bajas durante enero y febrero, con mínimas registradas de hasta -15,8ºC.

La primavera comenzó con escasez de lluvias y temperaturas mínimas de consideración. Cabe destacar los fueres viento de junio coincidiendo con el estado fenológico de floración.

El verano, seco y caluroso.

Cerca de la recogida de la uva temperaturas mínimas registradas durante las noches del 19 y 20 de septiembre con temperaturas de hasta -3,6 ºC en algunas zonas.

 

CICLO VEGETATIVO

Las bajas temperaturas registradas al inicio de la primavera retrasaron la brotación de la vid. No obstante, las buenas condiciones registradas durante el mes de mayo permitieron un adecuado desarrollo.

El momento fenológico de floración, se adelantó una media de 13 días respecto del año anterior.

En cuanto al envero se situó entre la 2ª y 3ª semana de agosto, produciéndose de forma irregular.

En cuanto a la fase de maduración de las bayas, se vio condicionada por las altas temperaturas y la escasez de agua, fenómenos que marcaron una acelerada madurez fisiológica (azúcares y acidez). El descenso de las temperaturas nocturnas y las fuertes diferencias de temperatura entre el día y la noche lograron normalizar el proceso de maduración de la uva y lograron equilibrar el fruto.

 

VENDIMIA

La cantidad de uva recogida fue de 64.276.179 kgs., inferior a la campaña anterior, situándose la media absoluta de la zona en 3.208 kgs/ha.

En cuanto a la calidad de la uva, podemos decir que la maduración azucarada ha sido óptima, mientas que la acidez total se ha situado en cotas inferiores a las habituales. En cuanto a las características cromáticas, el color ha sido suficiente.

CALIFICACION DE COSECHA: MUY BUENA

Evolución general 2006 en la D.O. Ribera del Duero

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

Las condiciones climatológicas anuales han sido favorables. Las precipitaciones en invierno y primavera contribuyeron a una buena brotación, floración y cuajado del fruto.

Altas temperaturas durante la última semana de agosto y la primera de septiembre, coincidiendo con la etapa final de maduración y que provocaron un adelanto en la recolección aproximadamente de 17 días, con respecto a un año tipo.

El estado sanitario de la uva fue buena y la calidad del fruto satisfactoria en el momento de la recepción en las bodegas.

 

CICLO VEGETATIVO

El ciclo vegetativo del viñedo evolucionó con normalidad y manifestó un idóneo estado sanitario. La brotación y posterior desarrollo de la vid, se produjo de una forma irregular dependiendo de la orientación del viñedo, edad, tipo de suelo y época de poda.

El estado fenológico de brotación tuvo lugar entre la 3ª y la 4ª semana de abril.

El estado fenológico de floración tuvo lugar entre la 2ª y la 3ª semana de junio. Debido a las altas temperaturas, se adelantó una media de 13 días con respecto a la campaña 2004 y prácticamente se equiparó con la de 2005.

El estado fenológico del envero tuvo lugar entre la 2ª y la 3ª semana de agosto y su desarrollo se produjo de forma irregular.

El desarrollo de la maduración estuvo condicionada por las altas temperaturas, lo que provocó que el inicio de la maduración se produjese de forma rápida y desequilibrada. No obstante las precipitaciones que se produjeron en septiembre contribuyeron a normalizar el proceso de maduración de la uva.

 

VENDIMIA

La cantidad de uva recogida fue de 97.037.404 kgs., bastante superior a la campaña anterior.

El grado Beaumé medio obtenido ha sido de 13,33º en las variedades tintas.

CALIFICACION DE COSECHA: BUENA

Evolución general 2007 en la D.O. Ribera del Duero

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

La campaña de vendimia de 2007 estuvo condicionada notablemente por las manifestaciones climatológicas, que provocaron un retraso en el inicio de la misma.

Período invernal corto y cálido con un nivel de precipitaciones superiores a la media de los últimos 50 años.

Una primavera fresca con tormentas en forma de pedrisco que se produjeron el 20 de mayo y que afectaron al 17% de la superficie de viñedo de esta Denominación.

Verano fresco y con temperaturas suaves, lo que retrasó el inicio del envero y posterior maduración.

Inicio de septiembre con temperaturas elevadas que provocó y aceleró el inicio de la maduración con posteriores precipitaciones en forma de lluvia que provocaron el retraso de la vendimia.

El 28 de septiembre se produjo una helada que afectó al 40% de la superficie de viñedo.

Octubre soleado con temperaturas elevadas y ausencia de lluvias que favoreció el inicio y desarrollo de la campaña de vendimia.

El estado sanitario de la uva y la calidad del fruto ha sido bueno en el momento de la recepción, realizándose una selección por parte de viticultores y bodega con el fin de no recoger y/o elaborar la uva que estuviese afectada por alguna alteración sanitaria.

 

CICLO VEGETATIVO

El estado fenológico de brotación tuvo lugar entre la 3ª y la 4ª semana de abril.

El estado fenológico de floración, tuvo lugar a partir de la 3ª semana de junio.

El estado fenológico del envero, tuvo lugar entre la 3ª y 4ª semana de agosto de forma notablemente irregular.

El desarrollo de la maduración estuvo condicionada por las altas temperaturas, lo que provocó que el inicio de la maduración se produjese de forma rápida y desequilibrada. No obstante las precipitaciones que se produjeron en septiembre contribuyeron a normalizar el proceso de maduración de la uva.

 

VENDIMIA

La campaña de vendimia 2007 comenzó el día 27 de septiembre y finalizó el 3 de noviembre.

La cantidad de uva recogida fue de 76.805.821 kgs.

CALIFICACION DE COSECHA: MUY BUENA

Evolución general 2008 en la D.O. Ribera del Duero

 

La campaña 2008 ha sido típica de Ribera del Duero. Las plantas se han comportado como es históricamente habitual en la zona aunque con una maduración retrasada respecto de los últimos años. La nota más destacable ha sido la importante acumulación de polifenoles en las uvas.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

Este año 2008 se ha caracterizado por un invierno muy seco y una de las primaveras más lluviosas de los últimos años. Durante el mes de mayo se han recogido más de 100 mm de media, llegando a superarse los 160 mm. en algunos puntos. Debido a etas precipitaciones, se ha retrasado la brotación. Las lluvias continuaron hasta el 24 de junio.

El verano fue, sin embargo, muy seco hasta el inicio de la vendimia, que llegaron con lluvia.

 

CICLO VEGETATIVO

La campaña 2008 se ha caracterizado por un inicio muy seco durante el invierno, seguido de una primavera especialmente lluviosa que consiguió retrasar el ciclo desde la brotación. Posteriormente y dadas las importantes reservas de agua de los suelos, las plantas tuvieron un relevante crecimiento vegetativo, que a su vez incidió en el retraso de la entrada en el ciclo de maduración.

Durante este ciclo las bajas temperaturas y las heladas registradas contribuyeron a retrasar aún más el momento óptimo de recogida de la uva, pero los viticultores esperaron a que se produjera una adecuada maduración fenólica, que en esta campaña ha sido adelantada respecto a la de azúcares.

Durante la vendimia, salvos en los periodos de lluvia, ha habido buena insolación diurna, acompañada de bajas temperaturas, provocando un cierto retraso en el desarrollo de la maduración de azúcares y un adelanto de la maduración fenólica. Así pues nos encontramos con uvas cuyo grado alcohólico es moderado pero que poseen color y esqueleto fenólico muy superior a otras campañas que se caracterizaron por un grado alcohólico mayor.

 

VENDIMIA

La campaña de vendimia 2008 comenzó el día 1 de octubre y finalizó el 17 de noviembre.

La cantidad de uva recogida fue de 70.396.147 kgs.

CALIFICACION DE COSECHA: MUY BUENA

Evolución general 2009 en la D.O. Ribera del Duero

 

La cosecha 2009 puede considerarse como una de las grandes, tanto cualitativa como cuantitativamente. Lo más destacable durante esta campaña ha sido la magnífica sanidad del viñedo, en especial debido a las elevadas temperaturas y a la ausencia de precipitaciones. La maduración se ha desarrollado de forma paulatina. La campaña de vendimia ha sido más larga de lo habitual, permitiendo a viticultores y bodegas una recolección escalonada en función de la perfecta maduración de las diferentes parcelas. Por todo ello, podemos concluir que la cosecha apunta a la consecución de grandes vinos, tanto jóvenes como especialmente de guarda.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

El final del ciclo anterior se cerró con heladas previas a la finalización del agostamiento; así, tanto noviembre como diciembre se caracterizaron por temperatures extremas muy bajas, confirmándose un invierno más frío de lo habitual. El resto de la primavera y el verano resultaron más calurosos que la media histórica, destacando sobre todo el mes de agosto. Septiembre presentó valores moderados, mientras que en octubre las temperaturas fueron superiores a las medias históricas. En cuanto a la pluviometría, podemos concluir que durante la campaña 2009, ha sido muy baja.

 

CICLO VEGETATIVO

La brotación y posterior desarrollo de la vid se produjo de forma irregular dependiendo de factores como: orientación del viñedo, edad del viñedo, tipo de suelo, época de poda y ciclo. El estado fenológico de brotación en 2009 se retrasó respecto a los últimos años, debido a las bajas temperaturas registradas durante los primeros meses del año. Así el estado fenológico C (punta verde) se produjo aproximadamente el 4 de mayo. El estado fenológico de floración tuvo lugar la 3ª semana de junio. Presenta un adelantamiento frente a 2008, debido a precipitaciones bien repartidas y altas temperaturas de los meses de mayo y junio. Podemos hablar, por tanto, de un rápido desarrollo vegetativo. El estado fenológico de envero tuvo lugar la 2ª semana de agosto de forma regular. Durante el mes de septiembre la maduración fenológica y la graduación alcohólica de la uva fue adecuada debido a las buenas condiciones de temperaturas diurnas templadas con muy buena insolación e iluminación, acompañadas de valores termométricos nocturnos frescos, lo que ha originado una potente maduración fenólica,tanto para el caso de los antocianos como de los taninos.

 

VENDIMIA

La campaña de vendimia 2009 comenzó el día 9 de septiembre, y finalizó el día 27 de octubre. Se recogieron 87.162.655 kgs.

CALIFICACION DE COSECHA: EXCELENTE

Evolución general 2010 en la D.O. Ribera del Duero

 

Pese a las tardías brotaciones y a las heladas primaverales, la viña desarrolló un ciclo vertiginoso favorecido por el buen estado hídrico del terreno como consecuencia de las generosas lluvias invernales y las altas temperaturas del verano. Las favorables temperaturas diurnas junto con los valores nocturnos bajos durante casi toda la maduración y la buena reserva hídrica han permitido obtener uvas con un grado alcohólico moderado, una acidez más equilibrada, un amplísimo acúmulo de color y sobre todo, gran profusión fenólica, logrando además taninos de elevada calidad. Por tanto, esta cosecha ha otorgado un inmejorable potencial para la consecución de magníficos vinos de guarda.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

El invierno 2009-2010 fue típico, compensando los promedios de máximas, que han estado por debajo de lo habitual, con los de las mínimas. El inicio de la primavera y especialmente los meses de mayo y junio fueron más fríos de lo habitual. Sin embargo en el verano las temperaturas se elevaron siendo julio y agosto más cálidos de lo habitual en la región. En cuanto a la pluviometría fue un año muy lluvioso superando el doble de lo recogido durante la campaña anterior.

 

CICLO VEGETATIVO

La brotación tuvo lugar en fechas habituales, alcanzándose el estado fenológico C (punta verde) el 26 de abril. Sin embargo durante el mes de junio y debido a temperaturas más bajas de las habituales el viñedo retrasó su ciclo. Posteriormente tras un cuajado difícil debido al viento y la lluvia y con la subida de temperaturas en verano, la planta fue acelerando su desarrollo hasta situar el envero en la fecha promedio de los últimos 6 años (18 de agosto). la maduración se ha desarrollado con valores termométricos diurnos entorno a los 20ºC y nocturnos cercanos a los 0ºC.

 

VENDIMIA

La campaña de vendimia 2010 comenzó el 20 de septiembre y finalizó el 3 de noviembre. Se recogieron 71.144.725 kgs.

CALIFICACION DE LA COSECHA: EXCELENTE

Evolución general 2011 en la D.O. Ribera del Duero

 

Debido a las condiciones climáticas de la campaña 2010-2011 y sobre todo por un mes de septiembre cálido, con ausencias de lluvias o heladas, la cosecha 2011 ha tenido una excepcional sanidad y una elevada calidad, presentando un grado alochólico moderado, una acidez equilibrada, un altísimo acúmulo de color y sobre todo gran profusión fenólica.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA

El invierno 2010-2011 fue típico con los rigores y temperaturas de estas fechas. La primavera comenzó con calor excesivo que después se suavizó, siguiéndole un verano con temperaturas más bajas de las habituales. El otoño fue, sin embargo, más caluroso.

En cuanto a la pluviometría el año 2011 destaca por ser un año seco.

 

CICLO VEGETATIVO

La brotación tuvo lugar en fechas más tempranas de las habituales debido a las altas temperaturas registradas durante los meses de marzo y abril, alcanzándose el estado fenológico C – punta verde – el día 17 de abril. El estado fenológico K – tamaño guisante – se alcanzó el día 24 de junio, también más adelantado que otros años. Sin embargo el envero se produjo el 9 de agosto, fecha muy similar a la de la campaña 2009. Como suele suceder en Ribera del Duero, el mes de septiembre es decisivo para la maduración, y parece que la cosecha 2011 debe su alta calidad a la benigna climatología del mes de septiembre.

 

VENDIMIA

La campaña de vendimia 2011 comenzó el día 10 de septiembre y terminó el 28 de octubre. Se cogieron 96.647.305 kgs.

CALIFICACION DE LA COSECHA: EXCELENTE

Calificación de cosecha EXCELENTE

Evolución general 2012 en la D.O. Ribera del Duero

Ribera del Duero tuvo uno de sus típicos inviernos duros de meseta castellana, con un inicio de la primavera fresco que hizo que la brotación del viñedo se retrasa para acelerarse posteriormente el crecimiento de las plantas gracias a las generosas lluvias de abril y los fuertes calores de mayo. Maduración uniforme y recolección de una uva sana con grado alcohólico moderado.
Si bien la producción ha sido levemente inferior al año anterior, ésta es superior al promedio de los últimos 5 años.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA
Invierno muy frío con temperaturas en febrero por debajo de -10ºC, le siguió una primavera con altos y bajos en cuanto a temperaturas. Verano caluroso.
En cuanto a pluviometría, el balance es bastante negativo con respecto al histórico; aunque cuando se produjeron fueron perfectamente aprovechadas por el viñedo.

 

CICLO VEGETATIVO

Debido a las temperaturas más bajas de lo habitual al inicio de la primavera, la brotación del viñedo se ralentizó. Sin embargo durante la 2ª mitad de la primavera y el comienzo del verano, se produjo un vertiginoso desarrollo del viñedo debido a la subida de temperatura. Así el 1 de mayo apenas se podía ver alguna yema en el estado fenológico C “Punta verde”, el día 1 de julio se llegaba al estado fenológico K “Tamaño guisante”, coincidiendo con la fecha media.
Gracias a las lluvias de octubre y a las ideales condiciones de temperatura diurna y nocturna, se consiguió finalmente una maduración más uniforme, permitiendo la recolección escalonada de una uva de alta calidad.

 

VENDIMIA

La campaña de vendimia 2012 comenzó el 12 de septiembre y terminó el 1 de noviembre. Se cogieron 86.163.976 Kgs.

Calificación de cosecha BUENA

Evolución general 2013 en la D.O. Ribera del Duero

Podemos hablar de una vendimia muy larga debido a la maduración y a las condiciones meteorológicas. Si bien el ciclo comenzó con una brotación 7 días anterior a la media, el panorama cambió radicalmente durante mayo y junio en las que las bajas temperaturas retrasaron el ciclo.
Las lluvias registradas durante septiembre y octubre tuvieron una doble influencia al hinchar las uvas aumentando la cosecha prevista y situar las plantaciones riesgo de sufrir ataques de botrytis. Finalmente, la climatología fue respetuosa permitiendo que la uva recogida tuviera una sanidad impecable, siendo el grado alcohólico moderado, acidez ligeramente más elevada de lo habitual aunque bien compensada

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA
Invierno y primavera suaves, seguido de un invierno caluroso. Durante buena parte del mes de septiembre se han podido observar saltos térmicos entre el día y la noche, con temperaturas diurnas por encima de las 28-30ºC y temperaturas nocturnas inferiores a los 10ºC, circunstancias ideales para una óptima maduración de la uva. Esta tónica de temperaturas relativamente cálidas para el periodo se extendió hasta bien entrado noviembre.
La pluviometría fue la habitual de la zona. El mes de septiembre ha sido más lluvioso, especialmente durante los últimos días del mes que han continuado en octubre, con especial incidencia entre los días 22 al 25.

 

CICLO VEGETATIVO

La brotación tuvo lugar algo más temprano de lo habitual, situándose el estado fenológico C “Punta verde” con una semana de adelanto respecto a la media de los últimos nueve años. Sin embargo, debido a las heladas y fríos después de la brotación, el desarrolllo de la planta se fue ralentizando a lo largo de mayo junio, alcanzándose el envero 11 días después de lo esperado.

 

VENDIMIA

Comenzó el 25 de septiembre y terminó el 18 de noviembre. Ha sido la segunda campaña más larga de la última década. Se cogieron 95.271.532 kgs..

Calificación de cosecha MUY BUENA

Evolución general 2014 en la D.O. Ribera del Duero

El ciclo de la vida durante esta cosecha se ha caracterizado por un buen desarrollo de la expresión vegetativa y una excepcional fructificación, desarrollándose sin grandes incidentes, ni de fenómenos meteorológicos, ni de incidencia de plagas. La uva ha entrado en las bodegas en impecables condiciones sanitarias y presentando una gran calidad organoléptica como consecuencia de la buena maduración final.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA
Pasamos un invierno suave sin grandes heladas, sin embargo, en la primavera, especialmente en el mes de abril, las temperaturas fueron notablemente altas y esto hizo que acelerara la brotación del viñedo.
El verano se caracterizó por sus temperaturas discretas. No fue hasta la segunda quincena de agosto cuando las temperaturas fueron las propias de esta época del año. No obstante, lo realmente notorio fueron las temperaturas notablemente superiores en septiembre y octubre, lo que aseguró la maduración del fruto.

 

CICLO VEGETATIVO

La brotación del viñedo se adelantó debido a las altas temperaturas de la primavera. El cuajado de los racimos fue muy bueno. Como consecuencia de las altas temperaturas de septiembre y octubre tuvo una muy buena maduración final.

 

VENDIMIA

Comenzó el 10 de septiembre y finalizó el 30 de octubre. Se cogieron 95.279.751 kgs.

Calificación de cosecha EXCELENTE

Evolución general 2015 en la D.O. Ribera del Duero

Este año se ha caracterizado por un buen desarrollo de la planta y una normal producción, desarrollándose sin grandes incidentes, ni de fenómenos meterológicos, ni de incidencia de fisiopatías.

Horizonte

 

CLIMATOLOGÍA
Comenzó noviembre con temperaturas ligeramente más altas de lo esperado, sin embargo entre diciembre y marzo se registraron unas temperaturas de hasta -2ºC más bajas de lo habitual.
Las temperaturas en primavera fueron más altas de lo acostumbrado. Esta tendencia continuó durante el mes de junio que junto con las abundantes precipitaciones permitió el buen desarrollo en verde del viñedo.
Durante la maduración, en septiembre y octubre, la nota dominante fueron temperaturas diurnas moderadas acompañadas de temperaturas nocturnas muy bajas, lo que benefició un adecuado proceso de maduración.
Pluviometría escasa.

 

CICLO VEGETATIVO

Buen desarrollo en verde del viñedo durante el mes de junio. En el momento del cuajado se produjo un ligero corrimiento en los racimos debido a las tormentas pero en líneas generales el cuajado de los racimos fue correcto, lo que permitió el cierre de los racimos de manera normal en la mayoría de los viñedos.
Adecuado proceso de maduración en septiembre y octubre, obteniendo una uva en impecables condiciones sanitarias y con una gran calidad organoléptica.

 

VENDIMIA

Comenzó el 7 de septiembre y finalizó el 14 de octubre. Se cogieron 88.801.706 kgs.