La calidad en todo el proceso

  • Si algo diferencia a Bodegas Balbás son los cuatro pilares en los que sostiene su trabajo: garantía, calidad, investigación e inquietud. Cuatro claves para sacar adelante una producción de cerca de un millón de botellas.
  • Garantía y calidad: Seguimos los métodos de trabajo de nuestros antepasados, pero adaptados a nuestro tiempo. Utilizamos técnicas heredadas de hace más de 200 años junto a elementos innovadores como nuestros modernos depósitos de acero inoxidable o los últimos avances en medición, control de la calidad, estabilización en frío o el estricto control de temperatura durante las fermentaciones.
  • Investigación: Contamos con un equipo de enología que trabaja con el reto diario de desarrollar nuevas técnicas para preservar la excelencia en cada una de nuestra etiquetas.
  • Inquietud: Nunca nos damos por satisfechos y siempre queremos ir un poco “más allá” para aportar una personalidad única en la Ribera del Duero. Este trabajo y tesón han encumbrado a nuestros vinos en la élite del sector tanto a nivel nacional como internacional. Muestra de ello, son los numerosos galardones recibidos durante los últimos años.

Más de 100 hectáreas de viñedos propios

  • Contamos con 102 hectáreas de viñedos propios que producen tinta del país (tempranillo), pero también Cabernet Sauvignon o Merlot. Vendimiamos a mano, casi siempre en las primeras semanas de octubre tras bajas producciones por hectárea con pagos de menos de mil kilos y máximo de cinco mil kilos por hectárea que junto a la poda verde, cuidados artesanales y respetuosos con el medio ambiente (no empleamos herbicidas) dan lugar a vinos con un toque muy personal, único, profundos e intensos.

Cuando la edad es un tesoro

  • Empleamos para el envejecimiento de nuestros vinos barricas de madera de roble francés y americano seleccionadas antes de su fabricación. Así, podemos controlar el secado y tostado de cada barrica para proporcionar a nuestros tintos el mejor espacio para su reposo sosegado. Junto a un ambiente estable en el que se controla la temperatura y la luz, confieren a cada botella la posibilidad de evolucionar y dar lo mejor de sí mismas.

El toque final

  • Cuidamos todos los detalles del proceso hasta el acabado y pulido final en botella. En Bodegas Balbás buscamos siempre mejorar para lograr la diferenciación en calidad de toda nuestra gama de vinos. Nuestras etiquetas destacan por su línea ascendente en su estructura y equilibrado, sin olvidarnos de la tipicidad de nuestra región. El objetivo: que disfrute siempre de un producto final excelente.