Elaboración

Vendimia

En nuestras parcelas contamos principalmente con la variedad local de uva Tempranillo, característica de Ribera del Duero. Además de eso, también  contamos con otras variedades como la Merlot o la Cabernet Sauvignon. Las uvas son recolectadas con el máximo cuidado para preservar sus propiedades, frescura y calidad.

 

Elegimos estratégicamente el momento perfecto para realizar la vendimia y seleccionamos manualmente cada racimo. En su recepción, el enólogo analiza los principales parámetros de calidad de la uva como el azucar que nos definirá el grado alcohólico, color y acidez con el fin de determinar el proceso de elaboración que mejor se adecua a sus características.

Bodegas Balbás cuenta con 10 parcelas propias de suelos diversos

Iluminación y temperatura controladas para una óptima elaboración.

Elaboración

Para la crianza, empleamos barricas de madera de roble francés y americano seleccionadas antes de su fabricación. Así podemos controlar el secado y tostado, para proporcionar a nuestros tintos el mejor espacio para un reposo sosegado. Además, podemos presumir con orgullo de poseer un tostado patentado por nuestro enólogo lo que hace que la ‘receta’ para hacer nuestros vinos sea única.

 

Todo ello por sí solo no serviría de nada si no estuviera acompañado de un ambiente estable en el interior de nuestras salas de barricas. Allí mantenemos diariamente controladas temperatura, luz y humedad. Gracias a todo el conjunto, cada barrica tiene la posibilidad de evolucionar y dar lo mejor de sí mismas.

Embotellado

Cuidamos todos los detalles del proceso hasta el acabado y pulido final en botella.  El reposo en unas condiciones óptimas es vital para que a la mesa llegue un vino Balbás de máxima calidad. Del mismo modo, el contacto de un corcho acorde con cada tipo de vino es básico para completar su formación.

 

En Bodegas Balbás buscamos siempre mejorar para lograr la diferenciación en calidad de toda nuestra gama de vinos. Nuestras etiquetas destacan por su línea ascendente en su estructura y equilibrado, sin olvidarnos de la tipicidad de nuestra región. El objetivo: que el consumidor final disfrute siempre de un producto excelente.

Cada detalle de nuestro proceso de embotellado está cuidado al 100%