Mago de Oz, nuevo botero de Balbás

El mítico grupo de rock, Mago de Oz, visitó Bodegas Balbás y firmó su barrica.

Mago de Oz llegaba a la Ribera del Duero con motivo del concierto que ofrecerían en la Fiesta de la Vendimia 2019. La expectación era enorme pues su música atrapa a diferentes generaciones que corean cada una de sus canciones allá por donde pasan.

Sin embargo, no todo iba a ser cantar para algunos de los integrantes de la banda. Amantes del vino y conocedores del mismo, decidieron hacer un alto en el camino tras llegar desde tierras sevillanas para visitar unas de las bodegas con más historia de la Ribera del Duero.

Así pues, Bodegas Balbás recibió la expedición rockera con los brazos abiertos y algunos tanques llenos con los primeros mostos rosados de la temporada. Moha y Fer fueron los primeros en degustar el inicio del que será el Balbás Rosado 2019, algo que definieron como “sorprendente y muy dulce” que nunca antes habían probado.

La sala de barricas asombró a los asistentes de Mago de Oz que no dudaron en relatar alguna que otra historia vivía en sus innumerables conciertos ofrecidos por medio mundo (o mundo entero).

Los aromas a vainilla y caramelo deleitaron al grupo apenas momentos antes de entrar en el corazón de Balbás, la sala subterránea que guarda los grandes reservas de la familia así como las barricas pertenecientes al Club Boteros de Balbás.
Felices como niños firmaron la suya propia, pasando inmediatamente a formar parte del club Boteros de Balbás.

Tabla en mano, el siguiente punto de parada obligatorio fue la sala de catas. Había que enjuagar las gargantas antes del concierto y qué mejor que unos buenos vinos de Balbás.

En este caso, Balbás Verdejo, Balbás Crianza y Ritus fueron los escogidos para la cata. Nuevamente, sentados frente a las copas, los invitados dieron rienda suelta a la conversación gastronómica.